Los 5 Elementos Fundamentales que tienes que conocer antes de vender por internet

 

En la actualidad resulta más sencillo vender por Internet que hacerlo físicamente. Pero que resulte más fácil hacerlo virtualmente, no significa que puedas descuidar la parte legal y fiscal porque, en este sentido, es igual de complicado. El comercio electrónico está regulado por leyes, además debes tener en cuenta otros factores de seguridad y protección al usuario. ¿Quieres saber qué elementos son fundamentales para vender por internet legalmente? Sigue leyendo para conocer los cinco aspectos imprescindibles que debes saber sobre ecommerce.

 

1. Trámites previos a la apertura de un ecommerce

 

Para abrir una tienda virtual desde cero deberás darte de alta en el censo de Hacienda a través del modelo 036, también tendrás que darte de alta como autónomo en la Seguridad Social. Aunque si ya eres propietario de una tienda física estos dos pasos te los puedes ahorrar.
Además, también tendrás que darte de alta en el IAE (Impuesto de Actividades Económicas). Para ello puedes inscribirte en el epígrafe 665 (actividades empresariales de comercio realizadas fuera del establecimiento permanente), es la opción más utilizada para el comercio electrónico.

 

Como cualquier tienda física, deberás cumplir la Ley de Ordenación del Comercio Minorista (Ley 7/1996). Debes poner especial atención al artículo que regula la venta a distancia, que es la que afecta a las tiendas virtuales.

 

2. Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio electrónico (LSSI)

 

Una ley importante para quién quiere abrir un ecommerce es la Ley Orgánica 34/2002 porque es exclusiva para personas que realicen actividades económicas a través del comercio virtual. Esta ley te obliga a ubicar en un lugar visible algunos datos sobre tu negocio: nombre o denominación social, datos de contacto, número de inscripción de tu negocio y el NIF.

 

No solo esto, también deberás cumplir otros requisitos. Por ejemplo, es muy importante que indiques los precios de tus productos y servicios, indicando si están incluidos los impuestos y gastos de envíos. Si eres un profesional colegiado, deberás señalar cuál es tu número de colegiado. Si tus productos o servicios necesitan una autorización administrativa, debes informar al usuario previamente.

 

Otro aspecto fundamental que recoge esta ley es el tema de la publicidad. Antes de enviar cualquier correo electrónico o mensaje publicitario a un usuario, primero tendrás que pedirle permiso para obtener su confirmación. Esta ley también regula aspectos sobre la contratación y la política de cookies.

 

3. Ley de protección de datos (LOPD)

 

Toda la información que almacenes sobre otras personas será confidencial. Es muy importante que los datos personales de tus usuarios (ya sea un correo electrónico, un nombre, una dirección, una imágen, etc.) estén protegidos para garantizarles esa seguridad que siempre andan buscando, para ello hace años se estableció la Ley Orgánica 15/1999.

 

Recuerda inscribir (de forma obligatoria) los ficheros donde vayas a almacenar este tipo de información en la AEPD (Agencia Española de Protección de Datos).

 

4. Las condiciones de uso

 

Esta parte es la que clickamos cuando aceptamos las condiciones de uso y nunca nos leemos. Pero es obligatorio que sea accesible al usuario, en este documento debes informar sobre cuestiones relacionadas con la normativa del uso del sitio, la propiedad intelectual, los derechos y obligaciones del usuario, las condiciones de compra, las formas de pago, la política de devoluciones y la de privacidad.

 

5. Ley de Derechos de los Consumidores y Usuarios

 

En 2014 se modificó la ley que regula los derechos de los consumidores y usuarios (Ley 3/20014) para regular aspectos relacionados con el comercio electrónico. La ley establece que el usuario tiene derecho a conocer distintas informaciones como el proceso de pago, devoluciones, condiciones de uso, etc. Muy importante es la parte de los precios que protegen al consumidor sobre cargas encubiertas. Incluso, esta ley regula el tamaño de las fuentes utilizadas para contratos y facturas que deben ser visibles para todo usuarios.

 

En conclusión, abrir un comercio electrónico no es simplemente montar la página web y listo. Tienes que tener en cuenta todos estos aspectos si no quieres tener problemas jurídicos y fiscales. Si te pierdes con tanta información, recuerda que siempre puedes buscar la ayuda de un profesional.

 

Si esto no es un hándicap para tí y quieres montar tu tienda en internet, te recomendamos que consultes nuestra sección de tiendas online con cuota mensual y tiendas online profesionales para empresas.

 

Fuentes:

Agencia Española de Protección de Datos. LOPD
Blog Infoautónomos-El Economista. Artículo: Requisitos legales
Blog SemRush
Blog Legislación en Internet

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia. Para poder navegar has de aceptar nuestra política de cookies ACEPTAR
Aviso de cookies