El ordenador a medida para el Internet de las Cosas (Internet of Things)

Hewlett Packard (HP) ha creado un nuevo ordenador especializado para el internet de las cosas, y es espectacular. Consume menos energía, transmite la información más rápido y de manera más efectiva, y lo mejor de todo: Está pensado para una nueva “red” que conecte todos los gadgets que usen la “vieja” internet.

Sigue leyendo para enterarte de todos los detalles.

 

¿Qué rasgos principales diferencian a este superordenador de IoT?

 

Núcleos especializados vs núcleos genéricos

Los ordenadores, incluyendo los móviles como el que probablemente tengas en el bolsillo, en la mano, o apoyado en alguna parte, usan lo que se conoce como núcleos multi propósito, o lo que es lo mismo: Los “core” o núcleos de la CPU (el ‘cebrero’ del ordenador) están pensados para manejar toda la información sin importar su naturaleza, con unos y ceros, como lo que te muestran las películas de hollywood si no eres muy conocedor del tema.

Nota: La computación cuántica usa otros núcleos modificados -para no complicar la explicación-, de forma que puedan recibir unos, ceros y ‘unos-ceros’ a la vez. Hasta donde han explicado no se limitan a los sistemas binarios, sino que podría trabajar con cuántica también.

¿Y qué más le diferencia? … O… ¿qué significa esto?

 

Líneas de transmisión “fotónicas” (sí sí, fotónicas…)

No es fácil especializar un ordenador para el internet de las cosas, y no, no estamos en una peli de ciencia ficción, pero sí que te va a sonar un poco ‘trekkie’ (torpedos fotónicos… ¿someone?). Lo que quiere decir es que transmiten internamente los datos usando LUZ visible (¿o no visible? Esto no lo especifican, aunque lo lógico sería elegir una que pueda transmitirse más rápidamente en algún medio como el aire), en lugar de esos microchips con los circuitos impresos a un nivel microscópico que dan la sensación de ser espejos al tenerlos tan cerca, pero no lo son.

Al no usar un medio sólido con cierta resistencia, cuasi-virtual en algunos núcleos, se calentará menos, o nada a efectos, y enviará la información casi casi instantáneamente. ¡Un internet más rápido! Siempre y cuando se integren objetos con esto.

Para que te “suene más”. Si tienes “fibra óptica”, que sepas que por los cables de fibra óptica lo que corre son fotones, no electrones, por tanto son ¡¡ cables fotónicos !! Esa no te la esperabas ¡JA!

 

Memristores en lugar de resistores (no, no es chino)

Aquí el 90% se va a perder, y por si eres uno de la inmensa mayoría que no anda muy suelto en electrónica, te diré que es un componente electrónico (resistor) para inducir una resistencia. En resumen, una “resistencia” como las llama todo el mundo, aunque no sea el término correcto.

¿La diferencia entre ambos? Pues el nombre ya te da una pista. El memristor es un resistor que además almacena información incluso aunque deje de llegarle corriente (hablando de eficiencia).

 

Prestaciones de ciencia ficción aplicables desde el 2018

  • 6 veces más potente.
  • 80 veces más eficiente energéticamente.
  • 160 Petabytes (160 Millones de “gigas) en sólo 250 nanosegundos (0,000000001 segundos).
  • 100.000 GB de RAM en dispositivos móviles

Las mejor noticia es que puede ser empleado en dispositivos pequeños como los actuales smartphones, e incluso smartwatches, wearables, gagdets, aparatos de música digital … En fin, lo vas pillando ¿no?

Quizás mejor incluso que ese dato es el resultado que habrá cuando implementen esta tecnología en los móviles actuales, y es que podrían utilizar hasta 100 terabytes (100.000 gigas) de memoria.

 

¿Cómo logra obtener este súper ordenador estas fantásticas prestaciones?

No es un secreto que la potencia en tecnología se multiplica entre sí misma, y en las prestaciones especialmente. Por tanto, no es un incremento solitario, sino una suma de multiplicadores que afectan unos a otros, y que ayudan a especializarlo para un presente y más cierto futuro del “internet de las cosas”.

En palabras que puedas entender sin importar tus conocimientos, esto no era A+B y ahora A+B+C… sino que era A*B*C, y ahora es un (A*1000)*(B* …) * (…). Y por tanto los factores al multiplicarse dan un resultado espectacular.

Si a esto le sumamos que estamos a punto de obtener las ventajas de una computación cuántica, ya sí que nos quedamos sin palabras para expresar lo que viene en el futuro. Inimaginables posibilidades.

 

FuenteNew type computer capable calculating 640tbs data one billionth second

 

Y ahora es tu turno… ¿Qué opinas de esto?

¡ Deja un comentario !

 

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia. Para poder navegar has de aceptar nuestra política de cookies ACEPTAR
Aviso de cookies